lunes, 14 de julio de 2014

CUESTIONES YOICAS




"Conocerse de verdad a uno mismo no es otra cosa que oír de Dios lo que Él piensa de nosotros."(San  Agustín)


Hay días de esos en que uno se levanta (probablemente porque se acostó tocado) con un reconocimiento de sus inseguridades, analizando la larga lista de errores que comete a diario de manera impenitente, no encontrando un solo éxito en su quehacer, ni de lejos, abrazado por cierta negatividad, manteniendo constantemente esta cara parecida a la de un indio tomando bicarbonato, no sabiendo fingir, (con lo que ello acarrea) no manteniendo ni uno de mis pocos principios, y empecinándome en falsos perfeccionismos.....de repente me pongo a buscar en mis bolsillos los restos de autoestima que aún me quedan y me recupero, aunque lo cierto es que la mano cada vez rebusca y rebusca costándole encontrar. Será cuestión de retomar a Freud, Kardiner, Horney y todos estos........Ja vorem!

2 comentarios:

  1. Buena reflexión, amigo Antonio. Quizás todos debiéramos hacerla todos los días. MB

    ResponderEliminar