domingo, 17 de febrero de 2013

RECORDANDO. LO QUE QUEREMOS Y LO QUE NO

"La tinta más pobre de color vale más que la mejor memoria". (Proverbio chino)

Comenzamos semana después de un fin de semana reparador donde el alma ha recogido una siembra beneficiosa que esperemos sea suficiente para al menos, aguantar cinco días más.  Cuarenta y ocho horas alejado del mundanal ruido, es del todo recomendable, sin lugar a dudas. El distanciamiento académico de ciertos asuntos beneficia como poco el ritmo cardiaco, que no para menos, y en estos tiempos de tanto sobresalto emocional, no digamos cuanto. Volviendo al tajo, leo un noticia en uno de nuestros diarios locales donde la Alcaldesa de la ciudad (no se si por consejo ajeno, o espontáneamente) a realizado una de esas declaraciones de las de antaño, donde quien se lo creía quedaba satisfecho, y quien no la tachaba de populista. Me refiero a las que hacen referencia al tema de los desahucios, donde está dijo que: "Ojalá no me vea nunca en esa situación, pero si algún día me viera en ella me gustaría que mi ayuntamiento estuviera para ayudarme". Vaya, vaya! Ya se que mi amigo Enric sigue atrapado por los sueños de otro tiempo, pero en tipos como el, todo se puede aceptar, eso si, sin olvidar que aunque nunca hay que desistir de un sueño, sólo debemos tratar de ver las señales que nos lleven a él (Coehlo dixit). A otra cosa. Hace unos días comentaba aquí acerca de una conversación entre Lerma y Zaplana tutelada por un diario local. Pues bien, resulta que de nuevo tenemos en candelero a uno de los protagonistas de la misma, esto es, Lerma, ex-molt honorable de la nuestra Generalitat. Parece ser que se nos abre otro frente pestilente que tiene que ver con el PSPV y el incipiente gobierno regional de aquellos años ochenta. Como digo, allá por 1983, en plena cresta de la ola del optimismo democrático,parece ser (según ese diario) que  los responsables políticos socialistas montaron una trama para derivar parte de los intereses del dinero público de las diputaciones a las arcas del PSPV-PSOE. Y es que esto de recordar puede ser peligroso. Si no sigamos ejercitando ese músculo de arriba, y recordemos  el tema de laa adjudicación de emisoras de radio a finales de la década en cuestión (´80)  a través de los concursos convocados por las distintas Comunidades Autónomas, la mayoría, sino todas, en manos del PSOE. Eso no era ni más ni menos que un ejemplo de financiación irregular del partido. La pregunta al aire es, ¿que papel jugarón ahí los medios de comunicación? ¿por que no se publicito todo esto? ¿se beneficio algún periodista conocido o grupo empresarial del ramo con alguna de esas concesiones?. Por cierto, ¿a que se referia Schopenhauer cuando dijo aquello de que "Cada uno tiene el máximo de memoria para lo que le interesa y el mínimo para lo que no le interesa"?. Si dais con ello, hacérmelo saber. Feliz Lunes. Ja vorem!

2 comentarios:

  1. Ay, Antonio: Qué tiempos, si, los que ya no volverán.
    Me ha encantado esa cita de Coehlo

    ResponderEliminar