viernes, 15 de junio de 2012

ACERCA DE NUESTRA ZOZOBRA MORAL



"Corrompe o desmoraliza a los jóvenes de un país,y la revolución está servida". (Lenin)

Hemos llegado a un punto donde ya nos estimula hasta el mismo fracaso, quizás porque ciertas emociones perversas convenga no aplacarlas del todo. En esto que aún se llama España, ya nos complace o da placer hasta lo que nos hace daño. Recuerdo unas palabras de no se quién que decían más o menos que cuando no se tiene fe lo mejor es callarse. Esto viene a cuento de lo que ayer soltó por su boca "nuestro compatriota" Joaquín Almunia, el cual cada vez que la abre la suele c****.  Esto me lleva a pensar un poco en todo este guiri.gay, y a decir que este, nuestro querido primer mundo se encuentra en estos tiempos desprovisto de toda moral, somos atosigados por unas normas, leyes, o como queramos llamar, donde no asoma ni un atisbo de bondad o generosidad para el paciente y sufrido ciudadano. Es como si a "ellos", les molestase que la conciencia de esas personas a las que se les imponen esa "penas" se desarrolle como es debido. Estamos en un vaivén aterrador, vivimos en pavor constante en todo lo que tiene que ver con la cosa crematística. Aún siendo consciente que las ideas buenistas sirven de poco a quienes sólo encuentran su consuelo en un plato diario de comida caliente ( las más de las veces en un comedor de Cáritas), es lo único que uno puede ofrecer. Muchas de esas personas hace cuatro días componian el cuerpo social de una clase media ahora agonizante y menguada. Atrás quedan aquellos años donde el ficticio crecimiento económico, escondía una bomba de relojería latente, pero  que en su momento hizo brotar y florecer al tiempo ilusiones en una vida mejor acompañadas del consiguiente bienestar social. Ahora pretender secuestrar y chantajearnos con la amenaza permanente, y la culpa omnipresente en la vida de todo aquel que pasa por este terruño y más allá. Cambiar el bistec por la cascara de naranja es un ejercicio de imaginación muy duro, a la par que brusco, sobre todo cuando escasean hasta las mismas cascaras de naranja. Aquel incipiente despegue económico ya bien entrados los ´80 con nuestra adhesión a la UE, se nos apareció como un maná en manos de unos políticos ingenuos a la vez que incapaces, que no supieron  ver lo escondía esa trampa, bien por ignorancia, bien por irresponsabilidad. Esto aporto claro está, mucho dinero en forma de inversiones, nadie lo niega, y yo no voy a ser menos claro está. Dicho lo cual, detrás de todo ello se escondía (y ahora se confirma) un plan que yo llamaría perverso, donde nuestra dependencia total y absoluta se veía acompañada de una merma en la agricultura, la pesca, la ganadería..... a cambio de (entre otras cuestiones) unas estupendas carreteras que permiten ahora que los camiones franceses y alemanes lleguen al punto más al Sur de nuestra península y más cercano a África casualmente. Basta recordar algunos tratados firmados por la UE con Marruecos en temas agrícolas que tanto "nos" favorecen hace unas semanas. Solo nos resta para llegar a comprender, el llegar también a perdonar como se receta por parte de gente más iluminada, que está muy bien por cierto, pero sin duda es una pena que debamos comprender siempre, los que estamos al otro lado del mostrador. Ciertamente no hay ni una sola pasión que no sucumba a la rutina, será así, ¿Chi lo sa?. No hay tiempo que perder supongo, toca agitar nuestras cómodas estructuras mentales, más allá de lo que hacen la contundencia de los hechos expuestos. De otro modo, me temo, estamos perdidos, si no lo estamos ya.  Ahora para menear (con perdón) la cosa tántrica, me quedo escuchando a Barry White con su "Never, Never Gonna Give You Up". Ja vorem!

5 comentarios:

  1. Una buena "foto2 del momento, argy, del sentir de muchos. Ah, lo de oír a White, una buena iniciativa.

    ResponderEliminar
  2. No hay que dejar de hacerlo mon amie!!

    ResponderEliminar
  3. ¿va todo bien o seguimos de Hogueras, amigo?

    ResponderEliminar